¿Qué significa celebrar la Navidad?

En la noche de Navidad Cristo nace en nosotros y si reconocemos el significado de los símbolos podemos abrir nuestro corazón para nacer conscientemente.
El pesebre está lleno de símbolos que representan el nacimiento de cada uno a la consciencia.
El padre José es el intelecto el espíritu y el principio masculino.
La madre María es el corazón, el alma el principio femenino, receptivo.
Cuando el corazón y el alma son purificados e integramos los dos principios, nace el niño del alma universal, del amor Divino que fecunda  el corazón del ser humano, que toma posesión del alma de María entonces nace el Divino Niño.
Buscar refugio en las posadas y no encontrarlo simboliza  que los seres humanos por estar ocupados en otras cosas, diversión, beber y comer no abren la puerta al misterio del nacimiento en su corazón.
La estrella que brilla sobre el establo es el símbolo de la luz del iniciado que lleva esa luz que nutre, reconforta, sana y purifica, es una estrella de 5 puntas, un pentagrama viviente irradiando, la bondad, la justicia, el amor, la sabiduría y la verdad.
El ser humano puede hacer nacer el niño divino si comprende, respeta es amoroso y consciente con la  madre tierra y con sus padres.
Los regalos de los Reyes magos Melchor, Gaspar y Baltasar también son símbolos.
El oro significa que Jesús es rey y es el color que brilla sobre la cabeza de los iniciados indicando su sabiduría, como una corona de luz.
Incienso significa que Jesús es sacerdote, es el corazón y el amor.
La mirra es el símbolo de inmortalidad
El establo es el cuerpo físico:
El buey y el toro son símbolos de la fertilidad y de la energía sexual.
El Asno es la personalidad, nuestra naturaleza inferior, testarudo, terco pero buen servidor.
Cuando se está en el proceso de transformación los seres humanos entran en conflicto con su personalidad y con estas fuerzas y las pone  a su servicio a través de la consciencia y vemos como ellos le dan calor al Divino Niño.
Los magos recibieron del cielo la señal de no volver donde Herodes y les tocó tomar otra dirección, de la misma manera quién se acerque al principio Crístico del Amor no podrá seguir el mismo camino que antes y deberá tomar una nueva dirección en su vida.

Resumido y ajustado del escrito del Maestro Oraam Mikhaël Aïranhov.

Comentar