Cuando digo todos los niños son buenos y sus padres también

«Cuando digo todos los niños son buenos y sus padres también».

Lejos de las conclusiones superficiales, cuando decimos:
«Pero si el niño ha hecho eso y lo otro y los padres han hecho eso y lo otro. Lo han hecho ¿por qué? Por amor.
Es claro que la conclusión es que cada cual es bueno tal como es. Que precisamente es bueno porque es como es.» Bert Hellinger

La conducta «llamada mala»de alguien en la familia, es algo necesario en el sistema familiar, es todo lo que los demás niegan y no quieren ver, esa persona ve con amor ciego a los excluidos y se comporta igual, si las demás personas del sistema miran hacia dónde mira ella, queda libre y no necesita representar más el excluido.

Ejemplo: 
El caso de un niño de 8 años que tenía comportamientos de hiperactividad, rebeldía, nadie se lo «aguantaba» ni en el colegio ni en la casa, fueron la abuela y la mamá a consulta y lo que descubrimos fue que el padre «no lo quiso» reconocer y la abuela cómo la mamá rechazaban el padre, porque se lo habían solicitado antes de su muerte trágica por asesinato. El niño con su comportamiento miraba a su padre muerto y rechazado.

La tarea es llevar a través del proceso, al padre del niño al corazón de la abuela y la mamá, y darse cuenta que desde su historia familiar la hija encontró a este hombre para repetir la historia de su madre. Ahí es cuando podemos comprender los hechos en otro nivel de consciencia donde todos tienen un lugar en el alma familiar y ese aparente «encuentro desafortunado» se convierte en una oportunidad para sanar, incluyendo, completando el sistema y liberando a las futuras generaciones de la necesidad de repetir la historia.»

Margarita Herrera Rojas
Terapeuta de Familia UPB
Formadora en Constelaciones Familiares

Comentar